lunes, 19 de diciembre de 2016

Contaminación fluvial (de los ríos)


    Río Ganges (uno de los más contaminados de el mundo)
  • Definición de el problema.
La contaminación de los ríos es un problema más antiguo que la contaminación ambiental, pero que con el aumento de la población de las ciudades que han nacido a orillas de los mismos, el volumen de desperdicios tanto orgánicos, producto de desagües cloacales, como químicos, como consecuencias del desarrollo industrial, se incrementó de manera tal que las aguas del mismo se ven afectadas de forma que su composición deja de ser natural, afectando tanto a la fauna y flora que se alimenta de la misma como a los humanos que la consumen.


  • Origen o causas de la contaminación.
Tuberias de aguas residuales
Fundamentalmente, el agua se contamina por culpa de la actividad humana, ya que la población va creciendo cada año, necesitando más agua, más comida, más transporte, más vestimenta, más recursos y más espacio en el que vivir.

Por todo ello, se produce la emisión de gases tóxicos, la contaminación por desechos, metales y pesticidas; la descarga de desechos químicos y material radiactivos; o bien accidentes, como los derrames de petróleo.

  • Ejemplos en España.
Río Barbaña: Es depositario de las materias de desecho y fecales de los barrios aledaños a la corriente acuática en la ciudad de Orense, lo que lo ha convertido en un vertedero por sí mismo. Cada vez que llueve surgen sobre su superficie una serie de fluidos espumosos, que han sido calificados de “alarmantes pero no nocivos”, por las autoridades pertinentes pertenecientes al Consello de la ciudad.
Río Cinca (España)
Río Cinca: El nivel de mercurio que se encuentra en los ríos se suele medir por medio del contenido en la llamada “biota”, en este caso en los peces que viven en él y específicamente en los pasos de esta corriente por los pueblos de Villanueva de Gállegos y por Monzón, se ha determinado que son alarmantes. Durante muchos años el cauce del río ha sido usado como vertedero por varias industrias aragonesas, incluso en 2004 Greenpeace denunció, presentando para ello muestras del lodo del canal de desagüe, que una industria vertía DDT, un insecticida cuyo uso, producción y comercialización están terminantemente prohibidos en todo el mundo.

  • Consecuencias para la humanidad y el medio ambiente.
El daño a una cuenca hídrica suele relacionarse por la evidente pérdida de la biodiversidad en el ecosistema acuático determinado, afectando a la calidad de vida de los individuos allí residentes, e inclusive precipitando la muerte masiva de los mismos, en casos de intoxicaciones agudas.

Eso sin contar con algunos de los principales contaminantes de los ríos, tales como: agentes infecciosos que causan trastornos gastrointestinales; aguas residuales y otros residuos que tienden a demandar oxígeno; productos químicos y nutrientes vegetales.

Estos no solo ingresan al organismo a través de una ingesta directa de agua en mal estado, sino que también pueden incorporarse a través del consumo de peces que habitan aguas contaminadas o ante una intoxicación crónica de la sustancia dañina.

Por todo ello, se debe luchar por la protección de los ríos, y evidentemente contra la contaminación de los ríos. Es, sin ninguna duda, una obligación de todos.


  • Posibles soluciones.
Prevenir la contaminación de ríos y lagos causada por la industrialización: Son muchas las factorías y empresas multinacionales que no están adecuadamente legisladas bajo un minucioso y exigente control sobre los vertidos industriales que lanzan a los lagos y los ríos. Una de las cosas que podemos hacer para evitar este contagio incesante a base de basura residual en el agua es denunciar sanciones acorde al daño realizado, incluso demandando la interrupción del funcionamiento de cualquier empresa que use agroquímicos y otros venenos peligrosos.

También es importante impartir una educación, no solamente infantil sino de concialización patrimonial, en la cual se enseñe a no arrojar determinados productos contaminantes al mar ni por el fregadero, así como las causas que ello conlleva. Asimismo, hacer entender que no se puede tampoco perjudicar a las plantas adyacente a los ríos y los lagos, ya que los protegen de diferentes contaminantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario